Barra de Navidad tiene su festival callejero de calaveras

Entre la laguna y el mar, 36 altares de muertos reviven la tercera edición del festival callejero “La Magia de las Calaveras”, uno de los eventos más importantes en el rescate de tradiciones mexicanas que se lleva a cabo en Barra de Navidad.

Exposición de altares y catrinas de papel mache, una muestra gastronómica, eventos socio-culturales conjugados con actos de fe y música, atraen a más de 1000 personas durante la inauguración del festival realizada este 28 de Octubre.

Los paseantes vivieron una tradición que nunca muere. En los altares pudieron recordar a sus seres queridos y personajes de “La Barra”, entre los que se encuentran ex presidentes municipales como Maximino Oregón y Vicente Barriente.

Con reliquias religiosas y antiguas fotografías están los altares del Padre Marcelino y el Padre Martin Tapia, altares en los que se colocó una fotografía del Obispo Lázaro Pérez.

No podían faltar los pioneros del turismo, los restauranteros Pancho Díaz y José Morett, entre otros personajes populares como “El Caporal”, “El Ño” y “Chikis”.
“Alejo” Trujillo también fue recordado como pescador y benefactor del deporte.

A las 9 de la noche el sacerdote del templo salió a bendecir los altares instalados en la calle, antes de ser recorrida por un “perfomance” de jóvenes bailarinas que llegaron al malecón panorámico donde se realizó la inauguración oficial por parte de autoridades municipales y sin faltar el reconocimiento a todos los patrocinadores y colaboradores.

Hugo Morett Garcia, uno de los emprendedores de este festival reconoció el apoyo de cada uno de los patrocinadores involucrados en su organización y difusión, reiterando su invitación a todas las familias del municipio de Cihuatlán y la región para que lo disfruten este 28 y 29 de Octubre.

Barra de Navidad es un pueblo que reconoce su historia y no olvida las tradiciones mexicanas.

FOTOGALERIA

En el hotel Alondra inicia la magia de las calaveras rumbo al malecón.

Dichos populares, entre las ofrendas, resaltan en los altares de muertos.

Altar instalado afuera de Sea Master.

Las calaveras y flores, elementos básicos de un altar de muerto.

Majestuosas calaveras llaman la atención de cientos de personas.

La muerte blanca no podía faltar en este festival callejero.

Las familias instalaron con mucho respeto los altares a sus seres queridos.

Altar dedicado al Padre Marcelino.

Al caer la noche la luz de las veladoras resaltó esta tradición mexicana.

Las cruces con sal, un simbolo tipico del altar de muerto.

Flores, veladoras, comida, la fotografia, iconos de un altar.

Jóvenes de Barra de Navidad participan en el festival callejero.

Don José Morett, pionero del turismo en la antigua Barra de Navidad.

Las catrinas pasearon en esta noche de callejoneada.

El altar de la familia López Saucedo.

Bendiciendo el altar a Don Vicente Barriente y su esposa Leticia.

Familiares de "Alejo" Trujillo.

El altar de "Alejo" Trujillo.

Una pequeña catrina pasea por la calle.

Recordando al "Caporal".

También se recordó en un altar, a "Doña Lidia".

En el altar del Padre Martin Tapia se colocaron varias reliquias religiosas.

La fotografia del Obispo Lázaro Pérez.

El altar en recuerdo de Don Maximino Oregón.