La realidad, la otra feria de Cihuatlán

La tradicional feria de Cihuatlán tiene muchas versiones. Una de ellas descubre la realidad que aqueja a una parte del pueblo: la pobreza.

Durante más de una década, año con año, este medio de comunicación se ha dedicado a fotografiar y documentar las fiestas cihualtecas.

Estas son imagenes, de la realidad, de la otra feria de Cihuatlán, que mucha gente ignora o no quiere reconocer.

Textos y fotos: Pedro Silva Vidrio


AUTOEMPLEO

Las fiestas representan una oportunidad para algunos adultos mayores que se dedican a la venta de ciruelas, apoyandose en el auto empleo para ganarse el sustento.

EL MANTENIMIENTO

Cada año, el patronato invierte miles de pesos en el mantenimiento de las instalaciones de la plaza de toros que quedan abandonadas luego de los días de la feria de la primavera.

Robos y vandalismo han afectado a las instalaciones y el patrimonio del patronato. (2005)

SOBRECUPO EN LA PLAZA

Joan Sebastian abarrotó la plaza de toros. Ni las autoridades locales ni protección civil pudieron calcular con exactitud la cantidad de personas que habia en el evento. El sobrecupo fue evidente, por fortuna para los asistentes no se registraron incidentes, tambien para fortuna de las irresponsables autoridades y organizadores. (2005)

SE MUERE EL TORO DE ONCE

La tradición del toro de once se ha perdido con el paso de los años. Apenas unas decenas de gente acuden puntualmente al jaripeo. (2004)

LOS NIÑOS BOTEROS

Un niño recoge botes de aluminio ante la insensibilidad de las autoridades locales y la sociedad. (2003)

RIESGO Y FE

El riesgo y la fe siempre van del brazo. Este jinete se encomienda a la Virgen de Guadalupe antes de montar el toro.

La plaza carece de personal médico capacitado. Ha habido ocasiones en que ni ambulancia hay disponible. (2004)

DESDE CHIQUILLOS

El pueblo de Cihuatlán es alegre. Como cihualtecos la gente trae en la sangre el gusto por las tradicionales fiestas de la primavera. En las farolas, convites y eventos de jaripeos los cihuatlenses siempre paran la mano.

¿Y LA ASISTENCIA SOCIAL?

A altas horas de la noche varios niños esperan ingresar a las instalaciones de la plaza a recoger botes de aluminio. Lo hacen para ayudar a sus familias. Las autoridades de asistencia social como el Sistema DIF Municipal parece que ignoran estas situaciones motivadas por la pobreza. (2016)

DESDE ARRIBA SE VEN MEJORES LOS TOROS

Numerosas familias no pueden pagar los boletos para ingresar a la monumental plaza de toros, por lo que suben a las faldas del cerro para observar los eventos. (2016)