Truenan eventos masivos durante 2019

El año 2019 no ha sido precisamente el mejor año para los organizadores de eventos masivos. En el carnaval de Autlán, las fiestas de Cihuatlán, en rancherías como Tequesquitlán y El Rebalse, las decembrinas de La Huerta y en la plaza de San Patricio-Melaque se anunciaron buenos eventos, pero la gente no llegó, no llenó las plazas.

En Melaque, la presentación de Los Tucanes de Tijuana y, la Arrolladora Banda El Limón, en La Huerta, hace unos meses corrieron con la misma suerte: no llegó la gente y apenas llenaron media plaza.

Durante las tradicionales fiestas de mayo en Cihuatlán, una de las plazas con mayor capacidad en Jalisco, la banda Carnaval ni el popular Chuy Lizarraga lograron una exitosa taquilla. Irónicamente, ni la reina de todas las bandas, El Recodo, llenó la misma plaza.

Todo parece indicar que en la región de la costa jalisciense difícilmente volveremos a ver un evento masivo “sold out”.

Las fiestas tradicionales en el pueblo de Tequesquitlán y en El Rebalse han ido desmejorando con el paso de los años, como acaba de ocurrir en El Ranchito y El Pedregal, donde ya no se organizan recibimientos y si los hay no acude la gente, en el caso de Lázaro Cárdenas.

Precios excesivos en las bebidas y boletos de ingreso, han sido una de las causas por las que la gente se ha alejado de las plazas, además del desprestigio de algunos artistas y agrupaciones que contaminados por la prepotencia y “estrellitis” miran de arriba abajo a sus seguidores, actitudes que calan a la gente que prefiere darles la espalda.

La perla de la corona se la lleva el carnaval de Autlán donde se reportan menos utilidades debido a la disminución de asistentes a los eventos masivos.

Textos y fotos: Pedro Silva 235

 

 

 

 


    Síguenos en redes sociales