En total organizaciones civiles advierten más de 35 mil personas desplazadas en las regiones de Tierra Caliente y Sierra Costa de la entidad. Mientras que autoridades estatales y federales han reconocido no tener cifras oficiales sobre el fenómeno, activistas y agrupaciones sociales han censado con base a los refugiados en las cabeceras municipales.

A más de 11 meses de que el conflicto se extendió por al menos 5 municipios de las dos regiones enclavadas en los límites con Jalisco, la tendencia sigue al alza en cuanto al impacto social. Los puntos más afectados son Aquila, Aguililla, Tepalcatepec, Buenavista, Chinicuila, Apatzingán, Parácuaro, Múgica, La Huacana y, en la costa, el municipio de Coahuayana.

Este mismo año se dio a conocer el exhorto de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) a gobiernos estatal y federal, en el cual se señaló la urgencia de reconocer la existencia del desplazamiento forzado interno y de velar por garantizar el derecho a la vida, dignidad, libertad y seguridad de los afectados; facilitar alojamiento adecuado, con condiciones satisfactorias de seguridad, alimentación, salud e higiene.

Desde entonces, distintas organizaciones manifestaron que a pesar de las mesas instaladas desde el pasado 6 de julio en la cabecera municipal de Aguililla y otras zonas afectadas, no se han advertido resultados tangibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.