Ante la incesante ola de violencia que ha vivido la capital y su zona conurbada, el Gobierno del estado de Colima dio a conocer la implementación de operativos especiales de seguridad que incluyen rondines y la instalación de filtros de revisión itinerantes.

Después de haber guardado silencio desde que empezó la jornada de balaceras, ejecuciones e intercambio de mensajes con amenazas entre cárteles rivales, la gobernadora Indira Vizcaíno Silva anunció las medidas acordadas entre autoridades de los tres niveles de gobierno.

La mandataria pidió a la ciudadanía su comprensión ante los inconvenientes que pudieran provocar esto operativos, pues “sabemos que estas acciones pueden generar algunas molestias en la ciudadanía, por lo que les ruego su comprensión”.

“Comprendemos que se han dado sucesos que generan preocupación en las familias, pero es importante que sepan que estamos trabajando y haciendo equipo entre todos los órdenes de gobierno por la seguridad de nuestro estado”, informó en un comunicado de prensa.

Al mediodía se reunieron representantes locales de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), de la Defensa Nacional (Sedena), de la Guardia Nacional, así como la gobernadora, Indira Vizcaíno, y las alcaldesas de Colima y Villa de Álvarez, Margarita Moreno González y Esther Gutiérrez Andrade, quienes acordaron afinar la colaboración entre las corporaciones de los tres órdenes de gobierno, para reforzar conjuntamente la seguridad en la zona conurbada.

El encuentro se llevó a cabo en la Casa de Gobierno, en seguimiento a la reunión sostenida el martes por la gobernadora con la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México, Rosa Icela Rodríguez Velázquez.

Las titulares de los ejecutivos municipales y del ejecutivo estatal coincidieron al manifestar toda su disposición para colaborar y acordaron que los elementos de las corporaciones a su cargo participen en acciones específicas en materia de seguridad que se estarán desarrollando en los próximos días y semanas, en plena coordinación con las corporaciones federales.

La presidenta municipal de Colima, Margarita Moreno González, de origen priista, reconoció el respaldo que el Gobierno de México ha dado al estado, agradeció la convocatoria de la gobernadora y fue enfática al manifestar que en materia de seguridad y paz no hay colores partidistas ni orígenes políticos.

“Todas las instituciones estamos por el mismo objetivo: cuidar y brindar seguridad a los ciudadanos”, mencionó.

Por su parte, la presidenta municipal de Villa de Álvarez, Esther Gutiérrez Andrade, también del tricolor, aplaudió la convocatoria para implementar una reacción coordinada ante los hechos de violencia y ofreció todo el respaldo y disposición de la administración que encabeza para aportar a garantizar seguridad para las y los ciudadanos.

“Cuentan con nosotros, gobernadora; hemos demostrado en el pasado la disposición para colaborar con el estado y con la Federación, y así lo haremos con estas nuevas medidas”, detalló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.