A un mes del asesinato del abogado y profesor José de Jesús Barboza en Villa de Álvarez, la fiscalía estatal de Colima no ha informado sobre la detención del autor material.

El caso de J. B. corre el riesgo de convertirse en un “carpetazo”, no aclararse ni tampoco efectuarse la detención del o los responsables de su homicidio.

La violencia en tierras del Rey Coliman y la narco guerra siguen, día a día, sumando asesinatos, llegando casi a los 600 durante este año, lo que complica la procuración y administración de justicia.

En el estado de Colima y sus municipios han sido asesinados varios cihuatlenses, sin que hayan sido aclarados sus casos, pasando a las estadísticas del archivo, perdiéndose en el olvido y la impunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.