A la fecha, aunque sea dificil de creer, el jornalero agrícola atacado por un cocodrilo en una plantación bananera de Adolfo «Fito» Daruich, practicamente fue abandonado y sacado del hospital de Manzanillo, donde se recuperaba de las lesiones.

Su caso partícular revela que pese a las disposiciones oficiales no se garantiza su derecho constitucional a la salud por parte del patrón ni las autoridades.

El regidor cihuatlense Feliciano Aguirre García reveló a este medio de comunicación:

«El patrón hasta ahora no se ha comunicado con él. El DIF, ni la trabajadora social del hospital de Cihuatlán lo han contactado».

Ante tal situación y una evidente violación a sus derechos humanos ninguna autoridad lo ha asesorado siquiera para la defensa de sus derechos como jornalero agrícola.

La oficina local de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco ubicada en la calle Hidalgo, de la cabecera municipal de Cihuatlán, esta cerrada y durante la semana abre de manera irregular sin respetar el horario de atención al público.

Hace unas horas, de manera sorpresiva, el jornalero fue dado de alta del hospital general de Manzanillo y esta incapacitado para laborar. Vive en condiciones de pobreza extrema.

Foto de archivo del empresario agrícola Adolfo Daruich López.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.