¿A cuántos chats perteneces? ¿Conoces a todos los participantes? Tu número de teléfono podría estar en manos de delincuentes y facilitarles la comisión de delitos.

«Desde la ubicación de las personas para poder actuar en contra de su cuerpo, hasta la suplantación de identidad y la utilización de los recursos económicos a los que tiene acceso la persona, todo se puede detectar a través del WhatsApp y en general los sistemas de cómputo que utilices», explicó el investigador de la UdeG, David Coronado.

La Fiscalía de Jalisco advirtió de dos formas de extorsión por medio del servicio de mensajería.

En la primera, te agregan a un grupo donde se comparte material ilícito y luego te presionan para que hagas lo que quieren a cambio de no difundir que eres miembro.

La segunda consiste en amenazarte por teléfono hasta que des información privada y desinstales la aplicación; alguien más lo usa en otro teléfono y contacta a tu familia para avisarles sobre un supuesto secuestro.
En redes sociales es fácil encontrar ligas para entrar directo a grupos de WhatsApp que, en su mayoría, fueron compartidos por sus creadores.

Vendedores de ropa, personas que buscan pareja, adolescentes que quieren convivir con otras personas y hasta servicios sexuales se ofrecen a través de ellos.

El perito en informática, Luis Pedro García Yáñez, recomendó no abrir ligas desconocidas, no instalar aplicaciones sospechosas y evitar reescribir datos cuando los solicita alguna página desconocida.

«Tienes que ayudarte de tu sentido común y de herramientas como son los antivirus para dispositivos móviles», consideró.

Enfatizó que debemos reforzar la higiene digital.

«Evitar que personas ajenas a las que nosotros tenemos en nuestros contactos tengan acceso a nuestra foto y a otros datos de perfil», recordó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.