Un juez federal vinculó a proceso al ex policía municipal Fernando Sánchez Olivera o Jonathan Alexis Cabrera Rivera, quien presuntamente asesinó a dos agentes de la Fiscalía General de la República (FGR) en Colima, en octubre pasado.

A petición del Ministerio Público Federal, el juez ordenó el traslado de esta persona al penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México.

La FGR lo imputó por su probable responsabilidad en los delitos de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, en su modalidad de portación de arma de fuego sin licencia, evasión de presos, robo agravado cometido con violencia a la FGR (arma de fuego) y homicidio calificado con alevosía y ventaja en contra de dos policías de la dependencia federal.

Según funcionarios federales, dicha persona era policía municipal de Manzanillo, y estaba custodiado por los elementos de la Policía Federal Ministerial, en la subdelegación de la FGR en Puerto Vallarta, Jalisco, pero desarmó a uno de ellos y les disparó, dándose a la fuga.

Por lo anterior, se solicitó una orden de aprehensión, y las autoridades de los tres niveles de gobierno se dieron a la tarea de buscarlo y se logró su detención en Colima.

El imputado fue puesto a disposición del juez de control del Centro de Justicia Penal Federal en la mencionada entidad, quien después ordenó su traslado al penal del Altiplano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.