Un hombre fue golpeado, amarrado a un poste y rayado en la cara en la Colonia Oblatos, de Guadalajara.

Los letreros en su cara y cuerpo lo acusaban de ser ladrón, pero nadie lo denunció.

De acuerdo con la Fiscalía de Jalisco, eran las 2:50 horas cuando se reportó que había un hombre lesionado en la Calle Juan R. Zavala, cerca de Pedro María Anaya.

La Policía de Guadalajara fue la primera autoridad en responder al hecho.

Los uniformados llegaron y hallaron al hombre atado a un poste y desnudo.

Tenía sangre en su cara y en su cuerpo, pero no había testigos o causantes, por lo que los oficiales no arrestaron a nadie.

Luego llamaron a Paramédicos de Cruz Verde Guadalajara quienes lo revisaron y lo trasladaron en una ambulancia hacia un puesto de socorros.

Se reportó que tenía golpes, pero su vida no corría peligro.

Las autoridades no informaron si declaró acerca de quienes lo agredieron o las razones para esto.

Lo que sí confirmó la Fiscalía es que se abrió una carpeta de investigación al respecto de las lesiones y se seguirá con las indagatorias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.