Tras confirmar que los cuatro hombres encontrados muertos en predios de Tlaquepaque y Tonalá eran expolicías estatales, se informó que uno de ellos habría sido escolta del fallecido exgobernador Aristóteles Sandoval.

Fue personal forense, quien realizó distintos dictámenes periciales y logró la identificación de los cuerpos.

Uno de los occisos sería Otoniel “N”, quien fue comisario de la fuerza única Delta uno durante el gobierno de Aristóteles, de quien también fue escolta hasta 2016.

Además, tenía recomendaciones emitidas por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) por abusos de autoridad, fue localizado junto con el cuerpo de Arturo “N”, quien era expolicía de Guadalajara en el kilómetro 30 de la autopista Guadalajara- Zapotlanejo en una brecha de terracería de nombre Camino al Vado.

Ambos cadáveres habrían sido emplayados y abandonados en una zona conocida como colonia Las Palmas del municipio de Tonalá.

Por otro lado, los cuerpos de Edwin “N” y Alejandro “N” fueron encontrados con múltiples huellas de violencia, sobre los cruces de las calles Managua y Tepame en la colonia San Martín de las Flores de Abajo.

Se presume que Edwin “N” también fue policía del Estado, era hijo de Otoniel y lo dieron de baja al inicio de la presente administración por constantes incapacidades.

La Secretaría de Seguridad del Estado informó que los cuatro hombres causaron baja desde el año 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *