El crimen organizado ha hecho del cobro de piso una actividad altamente lucrativa y ha pasado de cobrar 5 mil pesos a las empresas extorsionadas en 2010, a seis veces esa cantidad en la actualidad, cobrando 30 mil pesos en promedio por comercio establecido.

En entrevista con MILENIO el Associate Managing Director and Head of the Latin America Region de Kroll, Rafael López, dijo que los cárteles en México están tan bien estructurados, que todo lo que ocurre dentro de sus territorios, está orquestado y coordinado, al grado de ser más violentos en cuanto al cobro de derecho de piso en sus territorios.

“El cobro de derecho de piso está creciendo, se está violentando en todos los estados, no solamente en la Ciudad de México; hoy en día se ha dado mucho más énfasis a este tipo de crimen, porque ya está pegando en la Ciudad de México de una manera fuerte.

Esto viene ocurriendo desde antes del 2010, los pagos antes eran más bajos, se han elevado en cantidad, ya no piden 5 mil pesos, están pidiendo en algunos casos 15 mil, 20 mil, se ha escuchado en farmacias que se les pide hasta 30 mil pesos por sucursal para el derecho de piso. Lo que demuestra que el negocio de derecho de piso está siendo exitoso”, aseguró.

Explicó que el derecho de piso está catalogado como extorsión, sin embargo, se tiene un problema más importante que es la cifra negra, el cual es que las víctimas de este delito no denuncian por diferentes razones, “México en cuanto a extorsión es uno de los países con la cifra negra más alta que hay”.

Rafael López explicó que esta incidencia delictiva se ha sextuplicado debido a que el aparato que existe para denunciar, dar seguimiento y castigar a los culpables no funciona como debería.

De acuerdo con los números del Secretariado Ejecutivo, el delito de extorsión en 2019 se reportó un total de 9 mil casos, en 2020 fueron 8 mil 380 y a noviembre de 2021, que es la última actualización, van 8 mil 603 casos.

“Las personas, los comerciantes, los empresarios, tienen miedo de hacer las denuncias porque al final del día no se les da seguimiento, o porque existe algún tipo de conexión, los criminales salen unos días después y puede haber represalias para ellos o sus familias, no hay una certeza de seguridad ni jurídica”, resaltó.

Añadió que los estados con más reportes de cobro de derecho de piso son en general: Veracruz, Quintana Roo, Estado de México, Ciudad de México, “son los estados con mucho más reportes, los que han bajado en este ilícito son: Nayarit, Durango, Baja California”.

“Las principales víctimas seleccionadas por estos criminales normalmente son empresarios mexicanos, que se sabe sus familias están aquí, que tienen puntos vulnerables, que normalmente las empresas extranjeras son las que menos recienten este tipo de crimen, porque no tienen estos puntos vulnerables”, comentó.

Señaló que cada peso que le extorsionan a un empresario, está pagando su porcentaje de Impuesto Sobre la Renta (ISR) correspondiente a su porcentaje de impuestos.

“Es una triple pérdida para los empresarios, porque tienen que pagar o si no se ponen en peligro a ellos, familia, negocios, dos tienen que contratar seguridad adicional para protegerse, y no pueden deducir las pérdidas monetarias en los impuestos que sí se les cobrarán”, dijo.

“En nuestra experiencia como empresa en consultoría de seguridad, las cifras en México, son una guía, pero no nos pueden dar una visión de la realidad, porque puede ser una cifra negra que esté ocultando lo que está ocurriendo”, concluyó el representante de la consultora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *