Expuestos al peligro y la inseguridad que prevalece en todo el territorio nacional y en el vecino municipio de Manzanillo donde hay una narco guerra, policías municipales de Cihuatlán recibieron algunos chalecos blindados.

El presidente Jorge Salas acompañado del comisario Bulmaro López encabezaron la entrega de este equipamiento y certificaciones de un curso especial.

«Queremos que nuestros elementos estén equipados y preparados con lo necesario para el resguardo de la seguridad de los y las cihuatlenses», afirmó el alcalde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.