Un juez federal dictó auto de formal prisión a Porfirio Javier Sánchez Mendoza, secretario de Seguridad Pública del estado de Aguascalientes, por su probable responsabilidad en los delitos de tortura, abuso de autoridad y falsedad en declaraciones judiciales y en informes dados a una autoridad.

El funcionario estatal deberá permanecer interno, mientras enfrenta su proceso penal, debido a que el delito es considerado grave.

Marcos Vargas Solano, juez Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México, determinó que la Fiscalía General de la República (FGR) aportó pruebas que hacen presumir que el secretario es responsable de los citados delitos.

Debido a los contagios por covid-19, el juez tomó la decisión que la audiencia se celebrara. El proceso se llevará a cabo bajo las normas del viejo sistema penal.

La semana pasada, el secretario fue detenido afuera de la zona militar en la ciudad de Aguascalientes, por elementos de la Policía Federal Ministerial adscritos a la Agencia de Investigación Criminal (AIC), de la FGR, con apoyo de personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

La investigación comenzó en 2016, tras una notificación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por la apertura a trámite de una petición realizada por una víctima.

El denunciante aseguró que fue objeto de tortura por parte de Sánchez Mendoza y de otra persona, luego de ser detenido sin motivo alguno por presuntos agentes de la extinta Policía Federal, al salir de un gimnasio en la Ciudad de México.

El secretario formó parte de la Agencia Federal de Investigación (AFI), de la Procuraduría General de la República (PGR), y después se unió la Policía Federal en la época que Luis Cárdenas Palomino fue comisionado de Inteligencia de la PF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.