Los golpes al clan de Los Valencia no se hicieron esperar.

Uno de los primeros en caer fue Armando Valencia Cornelio, «El Maradona», quien no alcanzó a reaccionar cuando las autoridades le tendieron la trampa.

El capo era aficionado a los deportes, por lo que el 15 de agosto de 2003 acudió al restaurante «El Tajo», en Tlajomulco de Zúñiga, pues quería ver por televisión la carrera de los 400 metros de Ana Gabriela Guevara, en la Liga de Oro de Zúrich, Suiza, y un juego de futbol.

El michoacano llegó poco antes de las 14:00 horas.

Se había citado con su primo Octavio Orozco y su novia Lucila, para comer y ver los eventos deportivos.

Poco antes de las 15:00 horas llegó Mario Caballero Valencia, primo del traficante michoacano y operador de la banda en Reynosa, acompañado de Javier Martínez Pérez.

Se dirigieron directamente a la mesa donde Armando Valencia se encontraba en ese momento solo.

Por otra parte, un hombre llamado Leonardo Pérez Nieto fue citado por una persona que se hacía llamar «Juan Manuel Estrada» en Plaza del Sol a las 13:00 horas del mismo día. Normalmente le vendía camionetas de Estados Unidos y se las llevaba hasta Monterrey.

«Juan Manuel Estrada» le presentó a otros tres amigos: Arturo Peña Muñoz «El Flaco Peña», Germán Ofer Rosales y Miguel Ángel González Ruelas.

Luego de 20 minutos, se subieron a una Suburban gris y se enfilaron a Tlajomulco de Zúñiga, para reunirse con «El Maradona».

En un momento en el que transcurría el partido de futbol, Valencia Cornelio se paró y fue al sanitario. Al salir, ya lo esperaban los militares. Todos fueron capturados.
Notas Relacionadas

Otra de las bajas importantes fue la de Óscar Nava Valencia, «El Lobo», quien fue capturado el 28 de octubre de 2009, en Tlajomulco de Zúñiga.

El cabecilla de Los Valencia prácticamente había logrado evadir los reflectores, pero cayó junto con Ángel Béjar Chávez, conocido como «El Chino». Éste último era compadre de «Nacho» Coronel y operaba en Chapala, La Barca y Mazamitla.

También fueron aprehendidos otros siete presuntos miembros de la organización; cinco personas más fueron liberadas, pues se comprobó que no tenían ninguna relación con los presuntos capos.

Fuentes cercanas al caso indicaron que al parecer «El Lobo Valencia» o «El Chino» vivían en la casa, pues en una de las recámaras se encontró ropa de marca debidamente acomodada, además de que la vivienda se conservaba en buenas condiciones y de manera extraoficial se dijo que había jaulas con animales exóticos.

Juan Carlos, «El Tigre», Nava Valencia -hermano de «El Lobo»- fue detenido en mayo de 2010. Dos meses más tarde, «Nacho» Coronel fue abatido por el Ejército. La alianza entre el Cártel de Sinaloa y Los Valencia había llegado a su fin.

Fue así que el negocio del Cártel del Milenio quedó en manos de Abigael González Valencia, «El Cuini».

Sin embargo, ante la división de este grupo criminal entre La Resistencia y el Cártel de Jalisco Nueva Generación, pronto el liderazgo de un desconocido Nemesio Oseguera Cervantes, alias «El Mencho», tendría que aparecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.