Varios de los accidentes han provocado caos y congestionamientos en la carretera federal 200 que atraviesa el municipio de Cihuatlán, el principal ingreso a la zona turística de Costalegre.

El cierre de los dos carriles de la ruta a Puerto Vallarta y Autlán de Navarro, no solo provoca retrasos en la vida cotidiana de los cihuatlenses, inconformidades en los turistas, tambien la perdida de miles de pesos entre transportistas y prestadores de servicios.

Un factor que retrasa por horas la normalidad en el transito, como aconteció en el accidente en que murió un joven polícia hace unos meses, es la falta de personal forense y un anfiteatro en este municipio.

A la fecha, aunque se tienen instalaciones no ha sido posible poner en funcionamiento el SEMEFO en Cihuatlán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.