Cibercriminales al acecho de cuentas bancarias

¿Le llegó una notificación de que alguien más inició sesión en su app de banca móvil? Podría ser falso y el inicio de un fraude.

De acuerdo con Kaspersky, firma especializada en ciberseguridad, los criminales utilizan principalmente tres formas para acceder a los datos de usuario en aplicaciones bancarias de dispositivos móviles.

Una de ellas es quizás de las más antiguas en los ambientes virtuales; el phishing. Los criminales envían correos electrónicos simulando ser parte del banco y en ocasiones piden, sólo por «protocolo», confirmar usuario y contraseña.

Los clientes proporcionan la información sin saber que se los están dando a los criminales.

Otra técnica de los estafadores consiste en los llamados troyanos keylogger, programas de «espionaje de teclados» que monitorean la actividad de la víctima, capturan la secuencia de teclas usadas y pueden registrar las claves de ingreso a sitios bancarios.

Los troyanos son un software malicioso disfrazado de uno legítimo, las víctimas lo instalan sin saber que están cayendo en una trampa. Reciben su nombre del Caballo de Troya.

Finalmente está el uso de ventanas falsas de sitios web, que buscan pasar por páginas oficiales de instituciones financieras para robar datos bancarios y acceder al dinero de las víctimas.

Según información de la Condusef, entre enero y agosto hubo en el País 16 mil 735 reclamaciones por fraudes virtuales en la banca.

Todas estas formas de estafa pueden ser frenadas teniendo más cuidado en lo que descarga a sus dispositivos e instalando antivirus, aunque aun con medidas preventivas algunas personas no se explican cómo se convirtieron en víctimas de un delito.

Grupo REFORMA publicó el caso de «Belén», a quien «motoladrones» le robaron su teléfono el 14 de agosto en la Colonia Americana, y después le vaciaron su cuenta pese a contar con medidas de seguridad en la app bancaria, entre ellas la de reconocimiento facial.

Expertos en ciberseguridad han señalado que los usuarios pueden reducir el riesgo de un robo de datos bancarios al realizar compras con la modalidad de tarjeta digital.

Entre los beneficios que ofrece esta forma de pago está que el código de seguridad se puede renovar en cada compra y sólo está activo unos minutos, lo que hace difícil que sea usado más de una vez.

Además, en los pagos en sitios web, algunos antivirus ofrecen el modo de pago seguro, para lo cual el software de seguridad analiza el sitio web en que se van a ingresar los datos, para garantizar que no hay un riesgo.

Fuente: REFORMA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *