La lucha que el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) sostiene con grupos antagónicos e incluso propios por el control de la plaza mantiene abierto cinco frentes en las zonas limítrofes del Estado de Jalisco.

Derivado de ello, habitantes y personas que van de paso han padecido asesinatos, levantones, afectaciones materiales y económicas, además de la presencia e, incluso, coacción por parte de los integrantes de organizaciones delictivas.

En el noreste, que limita Guanajuato y Zacatecas, hay dos flancos que han colocado a la Región Altos Norte como la más problemática; por un lado está Lagos de Moreno, y por otro la franja de Teocaltiche y Ojuelos.

La vigilancia en la región comenzó a reforzarse desde el año pasado, tras los enfrentamientos entre el CJNG y el Cártel de Sinaloa que desplazaron a unas 200 familias de rancherías de Teocaltiche.

En el marco del patrullaje en la zona limítrofe se dio el tiroteo en el que falleció la empresaria Lidy Villalba de Heinz el jueves. Agentes de la Fiscalía de Jalisco y militares persiguieron el vehículo en el que viajaba y hubo un intercambio de disparos en circunstancias no esclarecidas.

Lagos de Moreno, por otro lado, es el Municipio número uno en el interior del Estado en cuanto a homicidios dolosos y está entre los 50 con más asesinatos a nivel nacional, según el Gobierno Federal.

Al noroeste, la delincuencia organizada ha vigilado un tramo de la carretera que va de Jesús María, Nayarit, a Huejuquilla El Alto, Jalisco, y que es utilizado por los huicholes para llegar a sus comunidades.

El año pasado, siete policías de Mezquitic fueron detenidos por desaparición forzada y de ese municipio eran los wixárikas que fueron privados de la libertad en septiembre en Zacatecas.

Tamazula y La Manzanilla, situados en la Región Sureste, fueron escenarios de quema de vehículos y presuntos tiroteos; hechos derivados de la agresión registrada el 27 de febrero en San José de Gracia, Michoacán.

Ayer, incluso, los mandos de la Coordinación General Estratégica de Seguridad se reunieron en Mazamitla con los Alcaldes de la Región para supervisar y hablar de los problemas de seguridad que hay.

Otro de los frentes está en la Región Costa Norte, en el límite con Nayarit.

Ahí, miembros del CJNG perpetraron el secuestro masivo de empresarios de Guanajuato en 2020, en Puerto Vallarta, luego de que, supuestamente, pensaron que eran integrantes del Cártel de Santa Rosa de Lima.

En el Municipio también fue asesinado el ex Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval, en tanto que el empresario José Felipe Tomé fue privado de su libertad y luego apareció sin vida en Nayarit.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.