La tarde de este sábado, tras cumplir 24 horas el bloqueo en ambos sentidos del libramiento de la carretera Manzanillo-Guadalajara —a la altura de las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE)—, los familiares de las dos mujeres secuestradas la víspera advirtieron que el plantón será levantado hasta que las víctimas aparezcan con vida.

Al mediodía del viernes 10, Leticia Josefina Saucedo Lara, de 34 años, y Katya Yuleni Rodríguez Mejía, de 39 años, fueron sustraídas por un grupo armado de un negocio ubicado al norte de esta ciudad, y desde entonces se desconoce su paradero.

Mientras tanto, cuatro organizaciones sociales dieron a conocer este día un pronunciamiento mediante el que se solidarizaron con el bloqueo carretero e hicieron un llamado a la FGE y al Gobierno de Colima para que “hagan su trabajo, que encuentren con vida a Leticia Saucedo y Katya Rodríguez y den solución a la crisis de inseguridad que estamos padeciendo”.

Por su parte, el vocero de la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz y la Seguridad en Colima, Gustavo Adrián Joya Cervera, dio a conocer que desde que fueron reportados los hechos se inició un operativo de búsqueda, que ha arrojado la detención de 17 personas, pero reconoció que hasta el momento no se ha logrado ubicar a las desaparecidas.

La señora Irma Leticia Lara Carrasco, madre de Leticia Saucedo, señaló que pasaron la primera noche en el plantón sin dormir, pero dijo que el bloqueo se levantará hasta que se les entregue a las desaparecidas sanas y salvas “y si es preciso vamos a bloquear más calles, más avenidas”.

Así también, invitó a sumarse a la protesta a más personas que tengan familiares desaparecidos; “aquí los vamos a estar esperando, los vamos a recibir con mucho gusto y el plantón no se va a levantar”.

En solidaridad, las organizaciones Red Desaparecidos en Colima A.C., Coordinadora Socialista Revolucionaria (CSR), Orgullo Disidente y Voces Feministas en Aquelarre indicaron en un pronunciamiento que después de seis meses de hechos violentos diarios que han convertido a Colima en una zona de guerra, el secuestro de Katya y Leticia “fue la gota que derramó el vaso”.

Expusieron: “Como parte de la sociedad colimense, nos sumamos a la indignación y la preocupación de estas familias que han sido tocadas personalmente por la violencia incesante. Nuestra primera solidaridad es con ellas, apoyamos las acciones de protesta que emprendan y rechazamos cualquier intimidación y presión de parte del Gobierno del Estado y los grandes empresarios contra el bloqueo, pues parecen estar más preocupados por las mercancías que transportan los tráileres que por las demandas de los familiares”.

Si bien aceptaron que “las políticas de los gobiernos anteriores nos han traído al terrible escenario que ahora vivimos”, advirtieron que después de medio año la administración de la gobernadora Indira Vizcaíno “no ha dado respuesta ni soluciones a este problema que está costando vidas diariamente, al contrario, ha continuado con la misma estrategia fallida de los pasados sexenios con el uso de fuerzas militares en labores de seguridad pública”.

Hicieron un llamado a la Fiscalía y al Gobierno de Colima para que hagan su trabajo y llamaron también a la sociedad colimense, a las organizaciones sociales y colectivos a solidarizarse con los familiares de Leticia y Katya, para reforzar el plantón que están llevando a cabo y las futuras acciones que emprendan.

“Sólo como pueblo organizado podremos garantizar lo más básico para un ser humano: el derecho a vivir en paz”, sostuvieron.

A su vez, Gustavo Adrián Joya Cervera ofreció una “rueda de prensa” en la que sólo leyó un comunicado y no se permitió realizar preguntas “porque esto pudiera poner en riesgo la investigación del delito y mucho menos queremos poner en riesgo la integridad de las víctimas, que lamentablemente permanecen hasta el momento como no localizadas».

Acompañado por el secretario de Seguridad Pública, Manuel Llerandi Ruiz, y el fiscal general del Estado de Colima, Bryant Alejandro García Ramírez, el vocero de la Mesa de Seguridad explicó que tras el reporte de la privación ilegal de la libertad de ambas mujeres el viernes, “se aplicaron los protocolos de reacción por parte de todas las autoridades involucradas, tanto del orden estatal como federal” y como parte de estas acciones “se tuvo conocimiento de la presencia de sujetos armados en distintos inmuebles».

Añadió que desde el viernes hasta este sábado se realizaron diversos operativos en los que se detuvieron a 17 personas, a quienes se les imputan diversos delitos del orden común y federal, además de que se aseguraron 31 armas largas, 9 armas cortas, 25 chalecos tácticos, 4 radios de comunicación, un inhibidor de señales de comunicación, 7 granadas, decenas de cargadores y cientos de cartuchos de diversos calibres.

Sin embargo, no aclaró cuántas de las personas detenidas podrían tener relación o estar involucradas en el secuestro de Katya y Leticia.

Joya Cervera reiteró que “lamentablemente las dos mujeres no han sido localizadas; todas las autoridades siguen en su búsqueda, se están realizando mientras hablamos con ustedes diversos operativos y acciones de inteligencia para localizarlas».

También aseguró que las autoridades han estado en contacto permanente con los familiares de las víctimas, a quienes “se les ha informado de todas las acciones que se han hecho, y de las diversas líneas de investigación que se siguen”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.