Tanto por agresiones, como por una presunta colusión con delincuentes, desde 2018 a la fecha al menos 19 Comisarios han estado en la mira de los criminales en el estado de Jalisco; en un caso más, mataron al Comisario de Tizapán El Alto.

El caso más reciente ocurrió cerca de las 15:30 horas del domingo, en la Región Sureste, que enfrenta una ola de violencia desde febrero; ahí fue asesinado a tiros José Antonio Languren, director de la Comisaría de Tizapán.

Presuntamente fue emboscado por ocupantes de tres camionetas; otros dos policías están heridos, al parecer uno de ellos es el subdirector.

Desde 2018 se ha reportado la captura de ocho Comisarios, siete por desaparición forzada -dos de Casimiro Castillo y los de Huejúcar, Atotonilco, Sayula, Mezquitic y Encarnación de Díaz- y uno por tráfico de armas de fuego -de Villa Corona-.

En tanto, ocho Comisarios más han sido asesinados, entre ellos los de Tizapán, Totatiche, Encarnación, Jalostotitlán, Lagos de Moreno y Tepatitlán.

Entre ellos también está José Octavio García Aceves, quien tras dejar el cargo de Comisario de Tonalá en febrero de 2019, fue asesinado junto al segundo y tercero al mando. Daniel Torres, mando de Zamora, Michoacán, fue asesinado en abril de ese año en Ocotlán.

Además, en febrero de 2019 fue reportado como desaparecido Ángel Silverio Franco, director de Mezquitic, y desde febrero de 2018, Hugo Martínez, de Tecalitlán, está prófugo por la desaparición de tres italianos.

Finalmente, aunque el Gobierno de Jalisco no ha abierto investigaciones en su contra, el 2 de junio fue removido de su cargo el mando de Ameca, Severo Flores Mendoza, pues Estados Unidos lo señaló como colaborador de un cártel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.