DÍAS PARA llorar ha vivido Jalisco en cuanto a asesinatos de servidores públicos. En menos de una semana fueron acribillados un ex diputado, un director de Siteur, un funcionario de Jocotepec y un agente del Ministerio Público, quienes se suman a la larga lista de políticos y funcionarios ultimados en la última década.

EN MEDIO de tanta violencia, muchos se preguntan qué pasó con la campaña de despistolización que emprendió hace un mes el gobierno estatal.

¿ESTÁ DANDO los resultados esperados o quedó corta frente al grave problema de la inseguridad que vive el estado? Porque…

LA ESTRATEGIA de ‘las volantas’ mañana cumple un mes de que arrancó.

ADEMÁS DE algún carro abandonado con armas en su interior y algún despistado sorprendido con pistola, no ha habido más reportes de resultados.Quizá el primer informe contenga decomisos, y que bajó el flujo de pistolas, pero los asesinatos siguen.

POR CIERTO, ¿alguien ha visto ‘las volantas’ en las calles las últimas cuatro semanas?

EN EL INTERIOR del estado, el número de políticos y funcionarios víctimas de violencia se ha incrementado.

EN LA SIERRA de Amula y Costa Sur han matado a tres de los últimos siete diputados federales; el más reciente fue Jesús Zúñiga, asesinado el pasado lunes.

EX ALCALDES de Autlán, El Grullo, Unión de Tula y Casimiro Castillo también han sido victimados. En la Costa Norte, hace dos meses privaron de la vida al ex alcalde de Tomatlán Jorge Luis Tello.

DE AVANCES en las investigaciones no hay información en uno solo de los casos, mucho menos detenidos.

SI POLÍTICOS y funcionarios de gobierno son tan vulnerables frente al crimen, ¿qué tanto estarán los ciudadanos de a pie?

QUE CANDIDATOS y políticos recurran a la mercadotecnia para divulgar su imagen frente a los ciudadanos y ganar votos, es una práctica común.

PERO QUE el responsable de los penales de Jalisco recurra a acciones propagandísticas puede resultar muuuy cuestionable.

DÍAS DESPUÉS de que se supo de la evasión de un reo del Reclusorio Metropolitano, el director general de Prevención y Readaptación Social del Estado, José Antonio Pérez Juárez, montó un ‘espectáculo’ para incinerar las típicas batas color caqui que se utilizan en el reclusorio femenil.

LO HIZO en el marco del 8M en un patio del penal con transmisión en vivo, y con el argumento de que la ley no obliga a que las reclusas utilicen esa indumentaria.

¿TAN CONVENCIDO está de la medida, o fue la salida que propusieron sus ‘asesores’ para quitar el foco de la fuga del interno? Es pregunta sin ganas de quemar a alguien.

cupula@mural.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.