Seis hombres ejecutados y con huellas de violencia fueron encontrados en la batea de una camioneta, la cual estaba abandonada a la orilla de la carretera Morelia-Cuitzeo.

Al respecto, fuentes policiales mencionaron que el hecho ocurrió la tarde de este domingo a la altura del retorno hacia la población de San Agustín del Maíz, en los límites con el municipio de Copándaro.

También se supo que el referido vehículo es de la marca Dodge Ram, con matrícula queretana SS1311D, color blanco. El hallazgo lo hicieron los policías municipales de Cuitzeo en atención a un reporte de personas desaparecidas.

Los oficiales delimitaron el perímetro y pidieron la intervención de la Fiscalía General del Estado (FGE), cuyos expertos de la Unidad de Servicios Periciales y Escena del Crimen (USPEC) se encargaron de las investigaciones correspondientes y trasladaron los cadáveres a la morgue para la práctica de la necropsia de rigor.

Conforme avanzan investigaciones, los 6 hombres hallados asesinados y con huellas de tortura sobre la caja de una camioneta en la desviación a San Agustín del Maíz, en la zona limítrofe de los municipios de Cuitzeo y Copándaro, corresponden a 6 habitantes de la localidad de Capacho, en el municipio de Huandacareo, dio a conocer anoche el alcalde de ese municipio, Humberto González Villagómez.

Mediante un comunicado, el edil de Huandacareo lanzó la exigencia al gobierno federal para instrumentar una política de seguridad que sí sea efectiva, y condenó el crimen contra los jóvenes originarios de la tenencia de Capacho.

El munícipe apuntó que, de acuerdo con la información de las autoridades de seguridad, los trágicos hechos se suscitaron durante la madrugada de este domingo, luego de que el grupo de jóvenes salió de Capacho rumbo a San Agustín del Pulque, en el municipio de Cuitzeo, para acudir a un baile.

“Lamentablemente los cuerpos sin vida de estos jóvenes aparecieron horas después en la camioneta en la que se transportaban, situación que ha conmocionado e indignado a los habitantes de Huandacareo”.

El edil manifestó su solidaridad y pésame a las familias de los seis jóvenes, uniéndose a la pena que en estos momentos les embarga, y refirió que desde el gobierno municipal se mantendrá una postura firme para que este terrible acontecimiento no quede impune.

“La Fiscalía General del Estado ha actuado de manera inmediata luego de la localización de los cuerpos, y se encuentra ya trabajando en el proceso de investigación sobre lo ocurrido”, resaltó.

Humberto González recalcó que los habitantes de Huandacareo, como el resto de los michoacanos, no pueden seguir siendo víctimas de la crisis de seguridad que priva en el estado, por lo que demandó a los gobiernos estatal y federal que asuman a plenitud su responsabilidad para velar por la vida de cada una y uno de los mexicanos.

“Es inadmisible este tipo de hechos, que duelen y lastiman a todos, como lo es también que la ausencia de una estrategia de seguridad efectiva en México obligue a las personas a esconderse, no ejercer su derecho al libre tránsito por temor a perder la vida”, recalcó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.