La polemica por el triunfo de Emily como nueva reina de Cihuatlán ha trascendido de las redes sociales a la realidad.

Durante los primeros tres días de las tradicionales fiestas taurinas, la nueva soberana y representante de la mujer cihuatlense se ha convertido en una reina solitaria, sin el apoyo y compañía del resto de las participantes.

En el Sistema DIF Municipal su directora Lorena Galvez guarda hermetismo sobre lo que ocurre en torno al reinado, dedicando su atención y tiempo en un expendio de bebidas embriagantes instalado en el conocido «callejón de la alegría».

De igual manera, el alcalde Jorge Salas guarda silencio sobre la polemica en torno a la reina cihuatlense, que únicamente es acompañada por familiares y pocas amistades.

Durante años, la reina y princesas han participado activamente en las actividades de la feria cihuatlense, notandose su ausencia y causando asombro entre directivos del patronato de la plaza de toros y sociedad ante la evidente desorganización del reinado promovido por el DIF-Cihuatlán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.