La víctima de un ataque armado al interior de las instalaciones del Palenque del Fex, en Mexicali, la madrugada del domingo 5 de diciembre, donde participó el Grupo Codiciado, presentó su denuncia formal ante la Fiscalía General del Estado y la dirigió en contra de Erik de Jesús Aragón Alcántar, vocalista del conjunto de música regional.

ZETA tuvo acceso a una parte de la denuncia de hechos presentada el 5 de diciembre, es decir, al día siguiente de los hechos ocurridos en las instalaciones del Palenque del Fex, en las oficinas de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Vida, donde la víctima, a través de su representante legal, presentaron una narrativa del hecho y responsabilizan a Erik Aragón, debido a que fue quien dio la orden directa que milagrosamente no culminó en una tragedia.

Según lo referido por la víctima -cuyo nombre fue protegido- se encontraba en compañía de su esposa y de otros amigos, sentados en la primera fila del palenque.

Rondaban ‪las 2 de la mañana‬ y el concierto estaba a punto de concluir, cuando el ofendido logró -después de varios intentos- llamar la atención del Erik Aragón, para que este accediera a tomarse una fotografía con su esposa.

El intérprete había pospuesto en varias ocasiones acceder a la fotografía, hasta que finalmente se acercó para cumplir el deseo de los asistentes.

Tras tomarse la fotografía, la víctima le comentó que debería ser “siempre humilde”, lo que causó molestia del cantante, quien se alejó y se dirigió hacia un grupo de personas -presuntamente sus escoltas-, con quienes conversó brevemente.

En la querella, el ofendido advierte que logró escuchar la frase “chínguense a ese cabrón”.

Uno de los individuos de complexión robusta y de 1.80 metros de altura, se para frente al ofendido, se inclina y le asegura que -el hoy imputado- le indicó que lo golpeara.

Acto seguido, le suelta una cachetada, a lo que la víctima responde con un puñetazo, lo cual queda captado en un sinnúmero de videos grabados por los asistentes del concierto.

De inmediato se acercan varias personas y una de ellas saca un arma y dispara en su contra.

Inicialmente se indicó que el disparo fue hacia el piso de manera intencional, pero -según la narrativa de la víctima- el disparo fue hacia su persona, pero el proyectil no dio en el blanco.

El estampido generó gran zozobra en el lugar y una gran movilización de personas; aprovechando la confusión, los guardias de seguridad aprovecharon para sacar a la víctima del lugar y tanto intérpretes como sus acompañantes, huyeron de la escena.

La denuncia fue interpuesta por los ofendidos y se espera que se encuadre como un homicidio en grado de tentativa. contra Erik Aragón y contra quien resulte responsable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.