El Gobierno de los Estados Unidos ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares para quien ofreciera datos para su captura; la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó que tenía orden de extradición.

Es Erick «N», alias «El 85», detenido por segunda vez en un operativo militar que presumió la Sedena durante la ceremonia conmemorativa del 199 Aniversario del Estado Mayor.

Los reportes federales lo ubican como uno de los fundadores del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), al lado de Nemesio Oseguera Cervantes, «El Mencho»; Martín Arzola Ortega, «El 53», y Gustavo Cardona Chardini, alias «El 52», estos dos últimos asesinados en 2019 y 2010, respectivamente.

Uno de los papeles de «El 85» fue hacerse cargo del grupo denominado «Los Matazetas», en referencia a la disputa que mantuvieron con el grupo criminal de los Zetas.

Se le señaló entre otros crímenes, por el asesinato de 35 personas en septiembre de 2011 en Veracruz.

Para 2012, «El 85» era ubicado como uno de los líderes indiscutibles del CJNG, al lado de Nemesio Oseguera.

Fue el 9 de marzo de ese año que el capo cayó por primera vez, fue en otro operativo de fuerzas federales, este realizado en una finca de la Calle Paseo del Rocío, en la Colonia Lomas Altas, en Zapopan.

Esa tarde Jalisco vivió horas de terror. El operativo para su captura incluyó un tiroteo, detonación de granadas y a «El 85» parapetado en el citado domicilio.

Cuando los federales finalmente lo capturaron, los criminales a su cargo se encargaron de causar terror con la quema de vehículos en un total de 25 bloqueos a lo largo de la entidad jalisciense y una persona calcinada durante estas acciones, una muestra del poder que para entonces había alcanzado el capo.

Tras ser exhibido por el Gobierno Federal se le atribuyó un control de la aduana en Manzanillo, Colima, con fines de tráfico de cocaína y efedrina con China y Colombia.

Poco más de cinco años después, el hombre fue dejado en libertad, esto fue en diciembre de 2017, aunque nunca se hizo oficial el motivo de su liberación.

Luego de su salida de prisión, se especuló sobre el papel que jugaría en el esquema criminal de la Entidad. Por un lado, se decía que se había unido al Cártel Nueva Plaza, presuntamente porque había visto en su captura una traición del otro cofundador vivo del CJNG, «El Mencho».

Otros reportes señalaban que regresó a las filas del CJNG; en ese grupo lo ubicó el Gobierno de los Estados Unidos durante 2018, cuando ofreció una recompensa de 5 millones de dólares para quien ofreciera datos que ayudaran a su captura.

«En la madrugada del día lunes, se detuvo a Érick ‘N’ alias ‘El 85’, considerado cofundador del Cártel de Jalisco Nueva Generación, con orden de aprehensión para efectos de extradición», dijo Ricardo Trevilla, jefe del Estado Mayor Conjunto de la Sedena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.