Dicen que quiere ser el candidato naranja a presidente municipal, de ahí su interés desde hace semanas en salir fotografiado en cualquier evento oficial.

El secretario general Adán Mora con su obsesión de rellenar la silla presidencial y pretender seguir en la nómina más allá del 2024, ya no sabe ni en qué año vive, mucho menos lo que firma, como quedó en evidencia en la última convocatoria para una sesión de cabildo.

¡No vayan a echarle la culpa! fue el regidor Feliciano Aguirre el que propició la “chamaqueada” del secretario, al criticar que el presidente Jorge Salas y sus colaboradores siguen sirviéndose con la cuchara grande gastándose el dinero del pueblo a diestra y siniestra, sin transparencia y sin cumplir los acuerdos del mismo Ayuntamiento.

Al querer hacer las cosas mejor, los emecistas decidieron convocar a una sesión de cabildo para autorizar los gastos de las fiestas patrias 2022, equivocándose el secretario general en la fecha de la convocatoria. ¡Imagínese nomas!

Ahora falta ver su reacción y en una de esas da la orden a un grupo de policias para llevar a su oficina a la responsable del error en la convocatoria, muy al estilo represivo del gobierno emecista que utiliza la fuerza publica hasta para asuntos personales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.