El mentiroso es el director de la EPRC, Agustín Gallardo

Entre académicos y alumnos de la Escuela Preparatoria Regional de Cihuatlán se sabe bien lo que les puede pasar si contradicen al director Agustín Gallardo Quintanilla y su camarilla conformada por la secretaria Vanesa Huizar y el oficial mayor Pascual de León, entre otros administrativos como el coordinador del módulo de Miguel Hidalgo, Esteban Covarrubias.

Esta semana el portal CANAL235.COM constato que una selección deportiva de la escuela preparatoria viajó a la ciudad de Guadalajara con recursos propios luego que el director Agustín Gallardo les negó el apoyo económico.

Jugadores de futbol tuvieron que hacer una “coperacha” para el pago de la camioneta en que viajaron a un torneo organizado por el Sistema de Educación Media Superior (SEMS) de la Universidad de Guadalajara, un acto oficial universitario.

Un tanto desencantados de la administración de la EPRC, jugadores externaron su molestia por la situación protagonizada por el director Agustín Gallardo, pidiendo conservar en el anonimato sus nombres por temor a represalias por parte de los directivos encabezados por el director, la secretaria y oficial mayor, entre otros, pues cualquier manifestación de ideas en contra de la Universidad y su administración da motivo a reacciones, incluso al enfurecimiento de “lambe huevos” y “bufones políticos” del director en turno.

El coordinador del módulo de Miguel Hidalgo, Esteban Covarrubias salió en defensa del director que les negó apoyo a los futbolistas campeones, reconociendo que se hizo la “coperacha” y el participó como padre de familia.

Tras obtener nuevamente el campeonato por parte de los futbolistas, esta vez el director Agustín Gallardo encontró dinero y les brindo un apoyo de $7 mil pesos, exigiendo una factura de la renta de la camioneta, para hacer la justificación correspondiente, evidenciando su mentira de que no había dinero.

El coordinador del módulo de Miguel Hidalgo donde se han vendido excesivamente uniformes y libros escolares como parte de una red de negocios que tiene el director en la preparatoria, es o no quiere darse cuenta de la mentira de su director y en el afán de defenderlo está dando un mal ejemplo a los propios estudiantes, defendiendo a quién miente y regatea apoyos a los universitarios.

Y ni que decir del camaleonismo político que practican desde hace años, engañandose ellos mismos. Hay mucho tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *