En Cihuatlán hacen falta mujeres y hombres que en verdad quieran al Partido Revolucionario Institucional (PRI). Falta que las “licenciadas”, los “padrinos” y los priistas que traen la camiseta bien puesta exijan la renuncia de sus dirigentes municipales responsables de la vergonzosa derrota del 2021.

Ha pasado un año de la jornada electoral en que perdieron hasta la regiduría y a los dirigentes del comité, sectores y organizaciones no les circula, ya no se diga, ni se les calienta la sangre para tomar el toro por los cuernos y analizar que ha sucedido con la familia priista en una sesión del consejo político municipal.

¿Necesitan que La Licenciada Lupita López se regrese de los Estados Unidos de Norteamérica y les vuelva armar un comité directivo a conveniencia?

¿Necesitan que El Padrino Julián López meta su cuchara para organizar una sesión del consejo político municipal?

¿Necesitan escuchar y hacerse pendejos con las desgarradoras expresiones de generales sin tropa como Juan “El Pescado” Espinoza?

¿O de plano necesitan a los Zúñiga y otros chapulines políticos para darse cuenta de su triste final?

Andan mal los priistas y cada día que pasa se alejan más de la sociedad, cada vez el priismo está más perdido en Cihuatlán y no hay un solo militante serio que pretenda rescatar a esta organización partidista. A nadie le interesa meterle dinero bueno al malo. Ni dinero, ni tiempo.

Si a nivel nacional ya se atrevieron a exigir la renuncia del presidente del PRI confirma que las cosas andan mal y peor en Cihuatlán, con una bola de priistas aguados y convenencieros que solo se organizan y se ponen a trabajar en sus conveniencias y proyectos personales cuando se trata de elecciones, de integrar la planilla de presidente y regidores.

Aparte de la vergüenza de haber perdido en las elecciones del 2021, dan mucha pena y lastima sosteniendo en la presidencia del partido a una oportunista que dejó las filas del Partido Movimiento Ciudadano dizque para representarlos dignamente y en realidad ha demostrado burla y desprecio por los verdaderos priistas a los que no da la cara, no toma en cuenta para nada y les ha heredado un comité desorganizado, un partido devastado.

¿Quién podrá sacar adelante al PRI de esta gran derrota? ¿Deberás La Licenciada y El Padrino van a seguir permitiendo que el PRI-Cihuatlán siga destruyéndose? ¿Cómo es posible que los militantes y simpatizantes permanezcan de brazos cruzados y no exijan la renuncia del comité y pseudo dirigentes y líderes?

Y anótenle bien, para que no se llamen sorprendidos. En el 2024 le toca a La Licenciada. Le toca elegir o encabezar la candidatura a presidente municipal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.