La semana pasada cayeron las primeras lluvias sobre terrenos cihualtecos y con ellas salieron a relucir un grupo de “chapulines políticos”.

Entre el chapulinero y uno que otro camaleón partidista, de esos que cambian de colores fácilmente sin importarles la lealtad, destaca el abogado David Llamas Corona quien es amante de la fiesta brava y ya vemos que también del chapulineo.

En los últimos años, el ex priista y coordinador de Creando Lazos de Bienestar (CLB) se la ha pasado de un partido político a otro y su más reciente fracaso lo protagonizó como operador político del camaleónico Ernesto García (MORENA) y Lucy Corona (PVEM), el primero un payasete y la otra una aventurera de la política cihuatlense.

Si, luego de haber protagonizado una serie de errores y abusos en la pasada campaña como operador del Verde Ecologista tras dar la espalda a MORENA, con un cinismo regresa al movimiento, como si nada hubiera pasado.

Así las cosas, en la política local. Con esta nueva generación de personajes políticos que cada vez nos sorprenden más con este tipo de brincos y saltos, que son un claro ejemplo del protagonismo, traiciones, ambiciones, deslealtades, oportunismo y fracasos.

El chapulineo rumbo al 2024 ya inicio. No hay modo de pararlo. Seguirá lloviendo sobre mojado. Veremos camaleones, ratones y algunos babosos, entre la fauna política-partidista, donde abundan mentirosos y hasta bufones como el universitario Carlos Montes Estrella, el mismo que ha rendido cuentas turbias en el ejido San Patricio, Club de Leones, Patronato Plaza de Toros, por refrescarle la memoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.