Victoria Mazzoni, hermana del gerente del Mamitas Beach Club (Playa del Carmen), señaló que Federico terminó siendo víctima de los errores de alguien más, al afirmar que los pistoleros que le arrebataron la vida no lo iban buscando a él, pero como siempre dio la cara por el dueño, terminaron asesinándolo.

En entrevista para América TV, Victoria Mazzoni sostuvo que “Jorge Marzuca, dueño del club, denunció algo que no debía denunciar y por ello fueron a buscarlo, pero él llevaba días escondido, y al no encontrarlo terminaron yéndose contra Federico. Porque Marzuca a pesar de ser el dueño nunca se comportó como tal, no daba la cara. Siempre el que respondía por él y salía a dar la cara era mi hermano”.

Su hermana que hizo las declaraciones desde Argentina, dijo desconocer si los sicarios que asesinaron a su hermano fueron enviados por la delincuencia organizada o el gobierno, ya que es muy difícil saberlo, sobre todo en “un país que es controlado por el narcotráfico”, lo que sí tiene claro reiteró, es que el ataque no iba contra Federico Mazzoni.

La entrevistada, afirmó asimismo que en varias ocasiones, sin darle muchos detalles, Federico les contó que ahí se llegaban a reunir narcotraficantes para realizar negocios, sin embargo, esto se consideraba normal por la relevancia que tiene el club en la Riviera Maya.

“Se hacían negocios, cuando iba la Policía y tenía encuentros para negociar no estaban los narcos, y cuando los narcos acudían no estaban los policías, todo esto funcionaba así, pero hasta cierto punto era normal por la relevancia del club, donde todos querían ir a pasar el rato”.

Victoria dijo no tener más detalles sobre qué tipo de negocios se realizaban en las reuniones que se llevaban a cabo, pues considera que a ella nunca le informaba todo su hermano por ser la más chica de la familia.

Cuestionada sobre si Federico sabía que esto podía pasarle, dijo que no, pues su hermano era muy querido y respetado por los habitantes de la ciudad y los clientes del club.

“Si bien él decía que su puesto era muy complicado porque estaba expuesto a tratar con gente de topo tipo, nunca vio venir esto, porque de haberlo sentido hubiera tomado más precauciones”, apuntó.

Por otra parte, externó que hay desesperación entre su familia por venir al Caribe mexicano para estar con Federico y repatriar su cuerpo, por lo que sus dos hermanos mayores están buscando ayuda para conseguir los boletos de avión y volar desde Córdoba, Argentina a Cancún.

Mientras tanto en redes sociales circula un video, donde se ve a dos sujetos escapar a bordo de una moto acuática por la zona de playas frente a Mamitas Beach Club, en Playa del Carmen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.