El periodista Héctor de Mauleón escribió en su columna de El Universal que el “jefe de la plaza” en Colima al servicio del Cartel de Jalisco Nueva Generación, Aldrín Miguel J. J., quien fue detenido el pasado 13 de marzo en Zapopan, obtuvo un amparo en contra de su retención y “no se sabe qué ocurrió, pero entre una audiencia y otra, misteriosamente, el jefe de la plaza del Cártel de Jalisco desapareció”.

En la columna que publicó el pasado 27 de julio, Mauleón refiere que el líder criminal al que el gobierno mexicano le atribuyó la peor ola de violencia en la historia del estado de Colima, con 106 ejecuciones en cuatro semanas, “salió del Altiplano y según autoridades federales consultadas, nadie sabe dónde está. Con toda probabilidad, retomando el narcotráfico en Colima”, señaló el periodista.

En la misma columna menciona que 15 días después de la detención de Jarquín Jarquín se informó que él narcotraficante había obtenido un amparo en contra de su detención, “sus abogados acusaban ilegal la detención. Señalaban el acuerdo de duplicidad en términos constitucional de detención sin fundar motivación”, explica Mauleón.

Jarquín fue detenido en Zapopan en Jalisco por elementos de la Secretaría de Marina junto con dos personas más el pasado 13 de marzo y por su detención, en la avenida Ejército Mexicano en Colima personas armadas quemaron vehículos.

Tras la detención, la Fiscalía en Colima a través de un comunicado dijo que se presume que el detenido es uno de los principales generadores de violencia registrada en semanas recientes en distintos puntos de la entidad colimense y era objetivo prioritario detenerlo tanto nivel estatal, federal como estadounidense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.