El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, visitó el puerto de Manzanillo, Colima, del que dijo que “su actividad comercial lo vuelve propenso al contrabando de narcóticos, incluyendo fentanilo y metanfetaminas”.

En mensajes difundidos luego de su recorrido, el diplomático externó que su país colabora con la Secretaría de Marina y la Agencia Nacional de Aduanas para mejorar la seguridad portuaria.

Salazar señaló que “en Colima reafirmamos la importancia de nuestros compromisos compartidos de seguridad y comercio de acuerdo con la declaración conjunta entre los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y de México, Andrés Manuel López Obrador”, emitida el pasado julio, luego de una visita del mandatario mexicano a la Casa Blanca.

El enviado de Washington se ­reunió también con la gobernadora de Colima, Indira Vizcaíno, de Morena. El estado, afirmó Salazar, es “estratégico en seguridad y socio comercial clave para América del Norte”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.