En un año pasan muchos acontecimientos y el liderazgo del ex candidato de Fuerza x México está mermando entre militantes y simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Feliciano Aguirre García.

Antes del cisma político de MORENA (2021), “Chano” Aguirre le engordó el caldo y recibió apoyos especiales de personajes de la talla del ex presidente Armando Zúñiga Cárdenas y “La Licenciada” Lupita López, los mismos que sumieron en la derrota al otrora poderoso Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Cihuatlán y sospechosamente se conformaban con regidurías.

Luego de distanciarse y arremeter contra los Zúñiga, aliado al ex priista y fundador de MORENA, Roberto Pimienta Woo, se decidió su postulación como precandidato a la presidencia municipal protagonizando una precampaña en la que salió a relucir la cerrazón y mezquindad, al no querer pactar con ningún otro aspirante.

Para Feliciano Aguirre, aconsejado por un grupo de amigos “políticos” que más tarde serian conocidos como “Los Chanos”, no había más que de su sopa y plato. Su propuesta era todo para él y nada para los demás.

Sino iba él como candidato no había manera de negociar y también no había cupo para otros aspirantes en su planilla. Todo el pastel ya se había repartido entre “Los Chanos”.

Durante semanas no hubo quien lo convenciera que dividir a MORENA les podía costar una derrota política. Que se iban a quedar con las ganas que la planilla de la 4T encabezará el Ayuntamiento.

Cerrado. Con una fuerte terquedad. Mucha soberbia política y un mesianismo al estilo Andrés Manuel López Obrador, Aguirre no tuvo la capacidad de escuchar y decidir por la unidad y fortaleza de MORENA, todo lo contrario, cuando supo que no iba a ser el candidato a la presidencia municipal, fue uno de los primeros en lanzarse en contra de las decisiones cupulares y la candidata “arribista” “antidemocrática” Lourdes Zavala Cárdenas, quien llegó a la candidatura con el visto bueno de los Zúñiga.

La campaña es otra historia. Tiene capítulos grises y negros. Feliciano Aguirre perdió las elecciones en la que no dejó de criticar a los morenistas.

En octubre del 2021 logró colarse al Ayuntamiento como regidor, aliándose inmediatamente con la regidora de MORENA, Lourdes Zavala.

En 9 meses, “Chano” se ha cobijado en el grupo opositor liderado por la abogada Lourdes Zavala, quien notoriamente le saca ventaja en temas de la administración pública municipal, demostrando su liderazgo y capacidad de gobernanza ante los otros regidores, incluidos los “shakiros” naranjas y el alcalde Jorge Salas que recurren en faltas a la legalidad como si ya olvidaron que juraron cumplir con la ley.

Durante este tiempo, en MORENA-Cihuatlán algunos líderes, militantes y simpatizantes se han cuestionado sobre las actitudes de “Chano” Aguirre, quien se oponía a una alianza, a apoyar la candidatura de Lourdes Zavala; irónicamente, terminando a sus faldas como un aliado, como regidor al igual que sus antiguos protectores: Lupita López-Armando Zúñiga.

Los morenistas ya están sacando sus cuentas y conclusiones. ¿Qué hubiera pasado si Feliciano Aguirre se hubiera sumado a Lourdes Zavala?

Foto de archivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.