De acuerdo a la Ley de Planeación para el Estado de Jalisco y sus Municipios, los miembros del Ayuntamiento de Cihuatlán incurrieron en una responsabilidad al retrasar la publicación del Plan Municipal de Desarrollo.

La planeación municipal del desarrollo, deberá llevarse a cabo como un medio para el eficaz desempeño de la responsabilidad de los municipios, con la finalidad de coadyuvar al desarrollo económico y social de sus habitantes.

De acuerdo a la legislación aplicable, los municipios deberán contar con un Plan Municipal, el cual será aprobado por sus respectivos ayuntamientos.

Los programas derivados del Plan Municipal deberán contar con la aprobación de los ayuntamientos de los municipios donde se contemple su aplicación.

El artículo 51 establece que el Plan Municipal y los programas que de él se deriven, deberán ser evaluados y, en su caso, actualizados o sustituidos, dentro de los seis primeros meses del inicio del periodo constitucional de la administración municipal que corresponda, en cuyo caso comprenderá todo el periodo constitucional.

Ese plazo, en el caso del Ayuntamiento de Cihuatlán, venció el pasado 1 de abril, sin que el presidente Jorge Salas propusiera la aprobación del citado plan municipal.

Irónicamente, la información sobre la integración y funcionamiento del COPLADEMUN es opaca, como tampoco se transparenta el contenido del Plan Municipal de Desarrollo 2021-2024.

Cabe señalar que es causal de juicio político lo que “redundan en perjuicio del interés público fundamental y de su buen despacho”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.