En la Escuela Preparatoria Regional de Cihuatlán (EPRC) habrá más cambios administrativos. Los días de los coordinadores de módulos de San Patricio y Miguel Hidalgo, Carlos Montes y Esteban Covarrubias están contados como directivos auxiliares.

Con el cambio de “virrey” político al ceder el control el ex rector Tonatiuh Bravo a Cesar “Chicho” Barba, director del Sistema de Educación Media Superior (SEMS); el nombramiento de Julio Mendoza en la dirección de la escuela preparatoria, se han visto caras tristes y de incertidumbre entre directivos y académicos.

A nadie debe sorprender que la línea del director del SEMS sea que el nuevo director tenga un equipo de trabajo de confianza y lealtad, haciendo a un lado a los lacayos del ex director Agustín Gallardo.

En la mira estarían también los titulares de la secretaria administrativa y el oficial mayor, Pascual Octavio de León.

Después de la primera quincena del entrante mes de junio, saldrá humo de la dirección y correrán renuncias y nuevos nombramientos.

Buen reto tiene el director Julio Mendoza en no hacer caso al canto de las sirenas y no creerse de los halagos de quienes de una forma u otra han contribuido al desprestigio académico y social de la preparatoria.

Como dicen en las fiestas infantiles: ¡Su tiempo se acabó!

¿A qué viene el director de la EPRC? ¿A mejorar la calidad académica o impulsar un proyecto partidista? Es pregunta que el tiempo, sobre todo en el año 2024, se podrá responder con certeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.