A Movimiento Ciudadano en Cihuatlán le está pasando lo que aconteció con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN): ¡Trae flaca la caballada! ¡Está en riesgo de perder la presidencia municipal!

Hace un par de años lo advertimos y el triunfo de Jorge Salas fue por 20 votos de ventaja. Casi nada.

Incluso se comentó que había sido un fraude electoral. Hubo denuncias ante las instancias electorales. Le dieron el papelito, el que cuenta, pero la mayoría de cihuatlenses no votaron por él ni quedaron convencidos.

Un año después, cuando empiezan a sonar los nombres de “presidenciables” en la tierra que primero fue gobernada por Heliodoro Trujillo y ha tenido caciques buenos como Don Cosme Moran Camberos, el partido en la presidencia municipal no tiene el triunfo asegurado, mucho menos la reelección del actual alcalde.

El futuro político de Jorge Salas Chávez y sus amigos «priistas-emecistas» es incierto, como la forma en que gobierna, rumoreándose que el poder tras la silla del palacio en realidad es un “hermano incómodo”.

Así de agrías y podridas las cosas en el Movimiento Ciudadano, donde entre los directores y regidores del gobierno local no tienen un “presidenciable” con el que salgan a las calles y comunidades en 2024 a ganar las elecciones.

¡Digan quien! O ¿Hay tapado?…

Foto de archivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.