El poderío que ha alcanzado actualmente el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) no se pudo haber concretado sin la ayuda de «Los Cuinis».

Nemesio Oseguera Cervantes, «El Mencho», consiguió la alianza definitiva al casarse con Rosalinda González Valencia y, por ende, todo el clan de Los Valencia pasó a ser el aliado más importante del CJNG.

Desde joven Rosalinda migró al norte de California, donde trabajó en empacadoras y en la limpieza de casas.

Fue allí donde conoció a «El Mencho» y con quien procreó a Laisha, Jessica Johanna y Rubén Oseguera González, «El Menchito».

En 1994, el líder del CJNG fue detenido en Sacramento por tráfico de heroína y, tras declararse culpable, cumplió con una condena de cinco años de prisión y luego fue deportado a México.

Su familia también regresó y se estableció en Guadalajara.

En 2015 Estados Unidos relacionó a Rosalinda por vez primera con las operaciones financieras del cártel que dirige su esposo. También vinculó la red de lavado de dinero que «Los Cuinis» proporcionaban al servicio del CJNG.

El 17 de septiembre del año mencionado, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) estadounidense incluyó a la pareja del capo en su «lista negra» de lavadores de dinero, aunque no lo hizo como persona física sino a través de una persona moral.

En aquella ocasión, el organismo del Departamento del Tesoro designó como blanqueadora de activos ilícitos a JJGON S.P.R. de R.L. de C.V., una empresa agroindustrial de la que González Valencia era accionista.

Sin embargo, la ayuda de «Los Cuinis» no sólo se da en el ámbito financiero, también en el del tráfico de droga.

El Gobierno federal mexicano puso la lupa al clan desde 2015. Ubicaba a José María González Valencia como el líder de la dinastía, por encima de Abigael.

Los otros hombres del clan son Arnulfo, Ulises Jovani, Elvis, Édgar Edén, Mauricio, Gerardo, José y Luis Ángel González Valencia.

La lista de mujeres la integran Rosalinda, Noemí, Berenice, Marisa Ivette, María Elena, Érika y Abigaíl González Valencia.

Toda esta red familiar es la que le ha brindado el apoyo financiero, de lavado de dinero y de tráfico de enervantes al CJNG, que se ha expandido agresivamente en la última década hasta convertirse en el cártel más importante de México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.