Las marejadas intensas que provocó el paso del huracán Kay frente a la costera jalisciense, dañaron parte de la infraestructura de la playa incluyente de Cuastecomates.

No solo afectó instalaciones de algunos restauranteros, las olas dañaron parte del andador en la playa.

En recorrido realizado por este importante destino turístico de la zona Costalegre, ciudadanos coincidieron en que autoridades locales y estatales no les han informado sobre medidas para rehabilitar los daños provocados por las marejadas.

La playa incluyente de Cuastecomates requieren tener en buenas condiciones su andador principal para seguridad y comodidad de las personas con capacidades especiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.