Cualquiera que vaya a Mazamitla y pregunte cómo está la seguridad allá, es muy probable que reciba la misma respuesta de parte de los locales: «aquí todo está tranquilo». Y tienen razón; en el Pueblo Mágico no hay problemas con robos u otros hechos de alto impacto.

Lo que no le dirán, por temor y precaución, es que el narco tiene controlado el Municipio y que es gracias a él que los índices delictivos no se disparan.

«Si tú tienes algo allá, una cabaña, un negocio, quieres construir o algo que ver allá, la plaza va y se presenta; no es de que los ves pasar, van y se presentan contigo.

«Te dicen ‘mira, yo soy tal persona, yo me encargo de la seguridad de aquí; cualquier asunto que tengas es conmigo primero o qué andas haciendo, yo me encargo de estas ‘parcelitas’… Y, pues, cual; se encargan de saber quién está ahí», contó «Ramón», quien aceptó dar su testimonio bajo este seudónimo.

El hombre, sin embargo, reconoció que «la plaza» no cobra derecho de piso -al menos que él sepa- ni se mete con la población civil.

«Ahí no se pierde nada, ahí nadie roba; tienen prohibido robar. Tú vas a Mazamitla y puedes dejar tu carro abierto toda la noche y no se lo van a robar; esa parte la tienen bien controlada.

«Está muy ordenado todo, tienen mucha seguridad, esto tiene sus pros y sus contras, pues. Claro que te toca verlos de repente, pero la verdad es que no se meten con uno. Mientras tú te dediques a lo tuyo todo está bien: sales, te diviertes, comes, sales de paseo. Lo que quieras haces ahí; no hay ningún problema».

La cantidad de denuncias por robos, asesinatos y privaciones de la libertad, por ejemplo, lo corroboran; en 2021 hubo 18 carpetas por robo, de las cuales tres estuvieron relacionadas a vehículos, incluyendo una por una moto.

Ese mismo año hubo dos por homicidio doloso, uno por privación de la libertad y ninguna por narcomenudeo.

«La presencia de la Policía jamás, Guardia Nacional jamás, el Ejército jamás. La única vez que ha habido Ejército fue la vez que pasó lo de San José (de Gracia).

«Mientras ellos vean que tú no te metes con ellos no hay problema, al contrario, te cuidan».

«Ramón»

«Desde el Molino que está en el kilómetro 40 hasta Mazamitla no te topas con nadie de vigilancia federal o estatal. Si te encuentras a un municipal es porque se está estacionado, no está patrullando, no hacen detenciones, pase a revisar, nada».

La seguridad no la da Seguridad Pública, sino la delincuencia organizada, añadió.

«Todo Mazamitla sabe eso. La Manzanilla, Mazamitla, San José, Valle de Juárez, Tamazula.

«Pasa algo y lo primero es no hablarle a la Policía, es ver con el encargado de la zona qué pasó ahí. Y ya luego te dicen, ‘sí, repórtalo’ o ‘no lo reportes'».

«Ramón» reconoció que el fusilamiento en San José de Gracia, un poblado que se ubica a unos 9 kilómetros de distancia, ahuyentó el turismo y la movilidad en Mazamitla en un 60 por ciento.

«Sí ha bajado bastante el turismo, el flujo de vehículos. Sí ha bajado un 60 por ciento, fácil.

«Totalmente impactó, influyó porque Mazamitla está entre San José, Valle de Juárez, Tamazula, La Manzanilla, es el punto de cruce para todos lados, de toda la zona de conflicto».

Tras los hechos sucedidos en el Municipio de Marcos Castellanos, en Michoacán, el Ayuntamiento de Concepción de Buenos Aires y La Manzanilla, en Jalisco, le pidieron a los habitantes que tomaran sus precauciones y que se resguardaran, tal como sucedió en Tamazula la semana pasada, cuando hubo dos narcoataques.

El dueño de unas cabañas ubicadas en un fraccionamiento privado de Mazamitla añadió que, luego de lo de San José de Gracia, el Municipio se convirtió prácticamente en un pueblo fantasma.

«Todo estaba cerrado a las 7, incluso negocios que abren muy temprano no abrieron».

Hay una disputa entre cárteles, dijo.

«Todo esto nos echamos el pitazo aquí, no es como que el Gobierno venga y nos diga que hay toque de queda… nosotros nos avisamos porque ya nos conocemos».

Añadió que este fin de semana las cosas estuvieron más tranquilas debido a que el pueblo está blindado por la Guardia Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.