La tarde de este miércoles, en la avenida San Fernando, fue asesinado un joven estudiante de 16 años, que al parecer fue confundido por sicarios que disputan una «narco guerra» en el estado de Colima.

En la capital colimense y otras ciudades de la entidad se han registrado una serie de asesinatos y balaceras durante las últimas 24 horas extendiendose las jornadas violentas y llamando la atención este cruel asesinato.

Ayer, la gobernadora Indira Vizcaíno, presuntamente amenazada de muerte por la delincuencia organizada, anunció el apoyo de fuerzas federales para recobrar la paz y seguridad de los colimenses.

Hoy perdió la vida a manos de «motosicarios» un menor de edad, estudiante de bachillerato, alertando más a la sociedad colimense.

Se había informado sobre el cierre de por lo menos 15 escuelas públicas y privadas ante la crisis de inseguridad pública, destacando las recomendaciones de un secretario estatal sobre el uso del manual de seguridad en los planteles.

Por su parte, padres de familia del municipio de Cihuatlán han solicitado a sus hijos que retornen a Jalisco, a esta municipalidad donde persiste la paz y tranquilidad social, al grado que los indices de robos y asaltos han disminuido notoriamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.