En el palacio municipal de Cihuatlán, la casa del pueblo, pasa de todo, como en las mejores familias. Ya les habia comentado que el que no cae, resbala, como en la casa del jabonero.

¿Cómo lo han tratado? ¿Cómo siente el ambiente? ¿Lo atendieron y brindaron soluciones?

En los tiempos del PRI y PAN hubo secretarios particulares del presidente en turno que eran in humanos con la gente que les buscaba pretendiendo obtener un apoyo.

Ahora que el alcalde Jorge Salas Chávez tuvo bien premiar la traición política y nombrar como su colaborador al priista Efraín Corona Vargas, todo parece igual o peor, en lo que se refiere a la atención que se brinda en la secretaria a los ciudadanos.

En nueve meses, historias hay para contar. Por algo «El Payin» es conocido también como «Presidentito».

Una de ellas, es la de una humilde mujer de la tercera edad que buscó al presidente municipal para solicitarle que le apoyara con un acta de nacimiento gratuita.

El secretario Efraín Corona le negó el acceso a la oficina presidencial.

La mujer esperó más de dos horas, mientras observaba como se atendia mejor a los amigos y «perfumaditos», hasta que el secretario particular le dijo que el presidente no iba a recibirla y no había forma de apoyarla.

¿Es de humanos tratar así a una mujer de la tercera edad por parte de un funcionario público? ¿No que la presidencia era de puertas abiertas?

Es cierto que el servidor público no está obligado a sacar de su bolsillo un billete de $200 pesos para costear el acta nacimiento, pero si puede ser más atento y humano.

Esa es la carta del presidente Jorge Salas y el Partido Movimiento Ciudadano.

Foto de archivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.