A diferencia de otras administraciones, como la de Oscar Anaya Chavarin que reportó miles de pesos en perdidas, el patronato de la plaza de toros de Cihuatlán encabezado por Nicolás Merino De Dios obtuvo utilidades y dejó dinero en caja.

Debido a la pandemia solo organizaron la edición de la feria en el año 2019 obteniendo una utilidad de $36,434 pesos a los que se suman dos eventos especiales de jaripeo y baile con Chuy Lizarraga, en los que ganaron $20,000 y $35,000 respectivamente.

La utilidad reportada por Nico Merino, en su periodo 2019-2021, asciende a $91,434.25 pesos.

Otros patronatos en el pasado reportaron perdidas económicas, incluso hubo casos como el de Ignacio Robles, ex miembro de la directiva, que denunciaron al patronato exigiendo el pago de supuestos prestamos de dinero, como tambien lo hizo el ex tesorero Carlos Montes Estrella.

Lo raro en torno al patronato de la plaza es que supuestamente deja perdidas económicas, sus directivos tienen que financiar con prestamos personales y varios personajes se pelean por formar parte de la directiva.

Cuando Octavio Salaiza fue presidente del patronato, las cuentas fueron claras, hablando en plata pura: «Todo lo que entró, salió».

Nico Merino tuvo una buena organización que dejó utilidades, además de la suficiente honradez y ejemplo de dejar activos en la caja del citado patronato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.