En el gobierno ciudadano de los cihuatlanes se presume la austeridad, a tal grado que los funcionarios públicos se dan el lujo de negar permisos para campañas de vacunación…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.