Si en el palacio de la calle Juárez no se puede presumir de la rendición de cuentas, allá por el mercadito del Barrio Nuevo en Los Cihuatlanes las cosas andan de Guatemala a Guatepeor.

Y es que la primera dama nomas no, no tiene, no hay fecha, o no quiere informar sobre las actividades del prestigiado DIF Municipal.

Hace días, la regidora Lourdes, la misma que les dijo a los de la bancada naranja que se habian bajado una prenda de vestir y acaba de cuestionar los «patrocinios» del flamante DIF, cuestionamientos que han sentido como veneno los del grupo que apoya sin cuestionamientos al señor presidente municipal que no pudo ocultar su descontento y defendió a Claudis, sino sabe como le va; de un momento a otro puede cuestionar sobre la fecha en que se rendirá el primer informe de actividades.

Para verguenzas y cuestionamientos, es lo que les alcanza a las amiguis que estan al frente de la dependencia de beneficencia social, especialmente la dama que abandonó el pueblo de Cihuatlán para vacacionar al área de San Francisco y Los Angeles, en la Unión Americana, a los pocos meses de haber asumido junto con su Jorjais el compromiso de servir a la comunidad.

Desde el principio, algo les salió mal y la directora Lorenis, parientona política del jefe Fernando Martínez, dicen popularmente se placeo, se lució a sus anchas en el callejón del vicio o la alegria, donde no la vieron miles de personas dedicandose a frenar el consumo de bebidas embriagantes entre los menores de edad, a los que se supone la dependencia a su cargo debe cuidar y procurar su bienestar.

Ya ni hablar de aspiraciones políticas, porque lo interesante y fundamental, lo obligado y correcto, es que las amiguis y Claudis informen que hacen y como se las gastan, corrijo, gastan los recursos públicos y donaciones que reciben.

Una pregunta seria y obligada es saber si habrá informe en el DIF, ¿si lo van a dar publicamente o en lo oscurito? ¿que van a informar? O de plano, valiendoles madre como a la anterior primera dama, al último no van a informar.

Es el primer año, es 2022, y desde el 2000 nos advirtieron que se verán cosas peores.

P.D. Llevenle una beca escolar a un defensor y amigo del presidente, al que no salen bien las cuentas ni en casa ajena, ni en capilla…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.