De una sesión de cabildo a otra, de forma sospechosa al estilo Jalisco, hasta los regidores opositores callaron.

Ya sabemos que al ex priista alcalde emecista Jorge Salas le encanta la opacidad y gobernar entre la ilegalidad, pero los que si dan dudas y de que pensar son los regidores de Fuerza x México, «Chano» Aguirre; la presidenciable de Morena, Lourdes Zavala que se quedó informando sobre su encuentro con Marcelo Ebrard y, Polo Pelayo, el del partido estatal Hagamos, que hasta hoy dió señales de actividad.

Ojala no sea lo que los mal pensados estan imaginando y desde ayer se vaya a gobernar y decidir en lo oscurito. Lo peor, que alguno de los ediles vaya a comenzar con detallitos de bonos, gastos de representación o seguir el caminito a la escuela del bufón político del ex regidor perredista Carlos Montes y renuncie a comisiones…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.