Desde las 6:30 de la mañana, cotidianamente, Fernando Cortés Meza caminaba por las calles Juárez y Rayón, para dirigirse a su nueva llantera localizada cerca del puente Cihuatlán, que divide los estados de Colima y Jalisco.

Durante varias décadas fue conocido como «El Llantero del Puente». Le gustaba tomar café mientras trabajaba y pasaba horas platicando con sus amistades, con los clientes.

Su vida terminó la mañana del miercoles 19, debido a un infarto fulminante que lo dejó tirado en el piso, a unos metros del Rio Marabasco, un silencioso testigo.

No tenia covid, gozaba de buena salud, le gustaba trabajar, pero su destino ya estaba marcado.

Numerosas personas y familias cihuatlenses y del vecino rancho de El Poblado-Marabasco han expresado su solidaridad y pesames a la esposa e hijos de Fernando, quien es velado en la calle Juárez, a espaldas de la gasolinera Morett, a unos pasos del templo de la Santa Cruz, donde este jueves a las 4 de la tarde se oficiará la misa de cuerpo presente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.