Si alguien sabe lo que es vivir en la pobreza, es Nemesio Oseguera, el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Antes de los 14 años, antes de partir a Estados Unidos de Norteamérica en busca de su “sueño americano”, en las calles de su natal Naranjo de Chila, en el corazón de la Tierra Caliente de Michoacán, fue un niño que paso navidades y cumpleaños sin regalos, para ayudar a su familia, trabajaba haciendo mandados.

El prestigiado diario LOS ANGELES TIMES, en una de sus colaboraciones reveló que “El Mencho”, nacido en Aguililla el 17 de julio de 1966, “tuvo una infancia de carencias… abandonó a escuela en sexto grado para ayudar a su familia a recoger aguacates.”

Desde hace años, en fechas especiales como Día del Niño, Navidad y Reyes Magos, “El Mencho” ha repartido miles y miles de regalos a los niños en las comunidades más pobres de varios estados del país como Veracruz, Jalisco y Michoacán.

En la costa de Jalisco se ha señalado que ha enviado juguetes y ayuda humanitaria a los niños más pobres de Cuautitlán de García Barragán, en su mayoría de origen indígena. También han recibido regalos en comunidades de Tomatlán, como José María Morelos, donde conoce a la perfección, pues un tiempo fue policía municipal.

“Detallitos para los niños de aquellos lugares olvidados por el gobierno. No es propaganda ni nos echamos flores, el señor lo dice porque no muera su inocencia por la infancia que no tuvo él. Departe de Don Mencho“, se lee en uno de los mensajes que circulan en redes sociales sobre una supuesta orden de “El Mencho” de repartir los juguetes a los niños y niñas mexicanas.

La Banda Puro Grullo en el corrido “Se Rumora” dedicado a “El Mencho” se menciona: “La pobreza esa nunca me gustó, decidí cambiar de rumbo pa llegar a donde estoy… aún quedan recuerdos de cuando yo era niño, de mi madre bendiciones esas nunca las olvido… en mi infancia bien recuerdo como se le batallo, ya soñaba con ser grande, de respeto un gran señor… ese niño fue creciendo y al transcurso de los años, ese niño mencionado ya es El Señor de los Gallos… ha obtenido lo que siempre el soñó, con esfuerzo y valentía a los más alto llegó… Ese niño siempre fue un hombre de honor y en El Naranjo de Chila el respeto lo adquirió, el Nemesio que de niño hacía mandados, ahora le dice patrón”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.