Ya comenzaron a instalarse los puestos de bebidas embriagantes del famoso «callejón de la alegria» frente al jardín municipal de Cihuatlán, esperandose la visita de miles de personas durante las fiestas taurinas y religiosas.

En coordinación con las autoridades municipales que cobraron $9000 pesos para expedir permisos, un grupo de «callejoneros» inició los preparativos para la venta y consumo de bebidas en este espacio de la avenida Alvaro Obregón.

En el periodo del panista Roberto Gallardo Ruíz se instaló por primera vez el citado callejón sobre el jardín municipal, siendo un éxito y proyectando que el pueblo de Cihuatlán esta de fiesta.

En el transcurso de los años, algunas autoridades municipales en contubernio con el patronato de la plaza de toros, han tratado de impedir su instalación y operación, con el objeto de concentrar a las personas dentro de la monumental plaza de toros, ganandose el repudio de miles de cihuatlenses que prefieren actividades alternativas o no cuentan con los recursos económicos suficientes para ingresar a la plaza de toros, mientras en el callejón la entrada es gratuita y no se obliga al consumo de bebidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.