El FBI, la DEA y la Policía Montada canadiense llegarán a Quintana Roo “para identificar a los grupos internacionales que quieren extenderse hacia el Caribe mexicano” y que han dejado tres ejecuciones en enero.

El gobernador Carlos Joaquín González aseguró que “en dos semanas Quintana Roo tendrá la visita de la Policía Montada de Canadá, así como del FBI y la DEA, para el intercambio de información que permita evitar situaciones como la ocurrida en el hotel Xcaret”, donde mataron a dos personas.

Tendencias sobre organización criminal internacional como tráfico de armas, lavado de dinero y trasiego de drogas, y su movilidad geográfica, serán parte de la información de inteligencia que compartirán las instancias de seguridad procedentes de Estados Unidos y Canadá.

“La idea es poder tener esta comunicación derivado de lo que acabamos de ver, de grupos de delincuencia internacionales que no tienen actividades en el estado, pero que generaron un proceso de inseguridad y que genera un impacto en nuestra economía, en nuestro turismo”, dijo el mandatario estatal.

Reconoció también que la tecnología del C5 de Quintana Roo ayudó a detener a dos implicados y luego de sus declaraciones en el Ministerio Público se pudo establecer el móvil de este asesinato.

De acuerdo con la información proporcionada por fuentes allegadas a la investigación, son entre ocho y 12 grupos criminales los que buscan establecer un puente de tráfico de drogas, comercio ilegal de armas, lavado de dinero y trata de personas.

Se tienen ubicados a grupos procedentes de Europa, como Rusia, Rumania, Italia, y de Asia, Israel. También de América, principalmente de Estados Unidos y Canadá. En Latinoamérica se identifican grupos del crimen organizado procedentes de Colombia, Argentina y Venezuela.

Óscar Montes de Oca, fiscal del estado, reveló que el caso de la ejecución del argentino Federico Mazzoni, gerente del club de playa Mamita´s, ya tiene un avance importante de investigación.

Un ataque en pleno corazón de la Riviera Maya que sacudió al sector turístico a unos días del caso del hotel Xcaret. “En este caso llevamos la investigación muy avanzada, ya tenemos identidades, ya tenemos un detenido que es el que proporciona y auxilia a estos sujetos con la moto náutica, ya se recuperó la moto también” dijo el fiscal.

“Vamos a hacer actos de investigación y en su momento daremos a conocer lo que se deba conocer sin afectar el debido proceso”, sentenció.

El funcionario reconoció que los casos de alto impacto han tenido resultados favorables gracias al complejo de seguridad del C5 de Quintana Roo.

“El C5 es una herramienta de tecnología que nos ha ayudado a resolver los casos no solo con inmediatez, sino con la prueba directa para llevarla ante un juez, ya no puedes decir que no participan cuando está el seguimiento que se ha plasmado en una grabación”. Mientras tanto el club de playa Mamita’s abrió sus puertas al público a dos días del acontecimiento violento y desde este jueves las cámaras de MILENIO constataron que las actividades en la zona de playa, alberca, restaurante y camastros volvieron a la normalidad.

Además, en las últimas horas se ha incrementado la presencia de las fuerzas de seguridad de los tres órdenes de gobierno con presencia de la Guardia Nacional, elementos del Ejército mexicano, así como la policía de Quintana Roo, tanto en la zona de playa como en el andador turístico de la Quinta Avenida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.