En su historia política, el Verde Ecologista de México (PVEM) ha sido un partido debil y electorero en el municipio de Cihuatlán.

En sus filas han desfilado como candidatos a presidente y regidores, todo un grupo de «chapulines» y personajes ciudadanos que buscan desesperadamente un cargo en el gobierno local.

Luego de la irrisoria campaña protagonizada en 2018 por Roberto Padilla, quien fue abandonado como candidato a la presidencia municipal, el Partido Verde perdió toda la credibilidad.

Cabe recordar que los candidatos a regidores registrados por el PVEM que decidieron sumarse a la campaña de Lupita López del PRI son: Irasema Carrillo Leyva, German Daniel Castañeda Garcia, Erika Marisol Ruiz Barreto, Paula Lizeth Constante Medina, Juan Pablo Sierra Sanchez, como candidatos a regidor propietario, así como Jorge Armando Alvarez Del Castillo Cardenas, candidato a regidor suplente.

Tres años después luego de su fracasado intento de ser candidata en MORENA, la candidatura del PVEM fue tomada por Lucy Corona Huerta que conformó su planilla como un «club de Toby».

Ni con apoyos extraordinarios, ni con su «pasión por servir», logró siquiera alcanzar una regiduria.

Con la llegada del ex diputado Luis Munguia a la dirigencia estatal del PVEM en Jalisco, se acercan tiempos de cambio en sus dirigencias municipales.

Por lo pronto, en las tierras de la diosa Cihualcoatl no se ve la menor intención que la ex candidata perdedora y su grupo de «fifis» pseudo politicos tengan intenciones de servir con pasión.

Practicamente desde el pasado 7 de junio, Lucy Corona y su grupo de «chapulines» desaparecieron de los calles, del escenario político.

No les sorprenda que un «chacal político», un «gran chapulin» llegue a arrebatarles la nueva dirigencia verde ecologista.

¿Se imaginan en el Partido Verde a reconocidos ex priistas?

Aquellos que enterraron al PRI y no les da pena andar de un partido a otro…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.